HB
PORTADA IMPRESA
Edición Nº78
CONTENIDO
Galería de Fotos

Informe especial

Evite que le roben dinero de su tarjeta de credito

Por Ignacio Tanquia

Las personas que han sufrido algún tipo de fraude con sus tarjetas de crédito, decidieron compartir sus experiencias y dar algunos consejos a todos aquellos que utilizan las mismas. Hay algunos casos que realmente son increíbles y no viene mal tenerlos en cuenta, al momento de efectuar un pago. Hoy les presento uno de ellos que fue el que más ha llamado mi atención. Tenemos el caso de un comensal que pagó la cuenta del restaurante con su tarjeta de crédito. El mozo le trajo el recibo y el hombre firmó la factura. El camarero la dobló y puso la tarjeta de crédito dentro del recibo. Generalmente la gente toma la tarjeta de crédito y sin mirarla la pone en su billetera, cartera o bolsillo. Pero el personaje de esta historia, decidió controlar su nombre y número y descubrió que, era una tarjeta del mismo banco pero que pertenecía a otra persona y estaba expirada. Llamó entonces al mozo, quien al parecer se puso nervioso. Al hacerle ver lo que estaba ocurriendo, el joven se disculpó diciendo que no tenía idea cómo pudo ocurrir un error de esa naturaleza y se dirigió hacia el cajero. El comensal observó que todo lo que hizo el mozo, fue entregarle la tarjeta expirada al cajero y sin intercambiar ninguna palabra, la tomó, la dejó bajo el mostrador y le entregó la tarjeta original al cliente. El comensal no salía de su asombro, ya que pudo comprobar con sus propios ojos, que al parecer ‘esto era algo usual’ entre el cajero y el mozo. Por esa razón y para evitar problemas, obedezca la voz de alarma que le envía su sentido común y siempre asegúrese que la tarjeta que le estén devolviendo, sea la suya aunque haya estado lejos de su alcance por corto tiempo mientras se realizaba alguna transacción. No asuma ‘que le devolvieron la suya’… asegúrese de que sea la suya. El personaje de esta historia, nos explicaba que no podía salir de su asombro, ya que comprobó con sus propios ojos, la manera tan descarada con la que ambos empleados habían tratado de estafarlo. Afortunadamente, el comensal pudo darse cuenta a tiempo de la trampa y por esa razón, no cayó en ella y así evitó pasar un mal rato. Es muy importante, controlar todo lo que hacemos, los pagos que efectuamos y cualquier tipo de transacción, porque los robos, las estafas y los impostores… están en todas partes.

ediciones anteriores

Envienos sus comentarios a: editor@realidadesonline.com

Quienes Somos     Suscríbase     Contactenos      Publicidad      Normas Legales

Copyright © 2006 - Luna Media Productions, LLC   ///   Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este web site sin autorización