HB
PORTADA IMPRESA
Edición Nº78
CONTENIDO
Galería de Fotos

Algo para recordar

La actual tecnología nos está obligando… a no pensar…

Por Maria Rosa Arganaraz

Con unas de las típicas tormentas de verano, se fue la luz de todo el vecindario. Entrada la tardecita, decidí ir al supermercado a comprar unas velas, porque nos notificaron que la electricidad no regresaría hasta el día siguiente. Pero para mi sorpresa, el supermercado estaba cerrado y lo peor de todo, fue enterarme la razón que existía para que los responsables del local, tomaran esa decisión. La mayoría de los empleados que atienden las cajas, no saben efectuar mentalmente las operaciones matemáticas, ya que las máquinas son automáticas y suman, restan, e incluso, muestran exactamente cuánto es lo que hay que devolverle al cliente. A raíz de ese incidente, me quedé pensando en lo poco que ejercitamos nuestras mentes. La nueva tecnología, nos permite poner en nuestros teléfonos un libro donde guardamos todos los números. Por eso, muchas veces no memorizamos como antes, cosas tan simples, que nos servían como ejercicios para agilizar la mente. Recuerdo cuando era pequeña, jugábamos a ver quien era el más rápido en matemáticas, sumando los números que identificaban cada casa. Por ejemplo: veíamos el número de una vivienda: 1264. Si sumamos todos esos números, obtenemos como resultado el número 13. No podíamos utilizar los dedos y la operación debía realizarse solo mentalmente. Después para aprender fácilmente las tablas, entendíamos que en la del 9, por dar un ejemplo, cuando decimos 9 x 1 = 9; 9 x 2 = 18; 9 x 3 = 27; etc. Si los lectores observan bien, apreciarán que desde el nueve por uno, el resultado final es una escala descendente que va desde el 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, y finalmente: 9 x 9 = 81 termina con el número uno. La escala comienza con 9 y finaliza con el 1. Entonces eso nos servía para auto corregirnos. Si titubeábamos ante el 9 x 4, sabíamos que el resultado tenía que terminar con 6, para respetar la escala descendente y si 9 x 3 es 27 (terminaba en 7) 9 x 4 no podía ser 35… sino 36. También poníamos en líneas números que iban dejando diferentes resultados con el mismo número. Por ejemplo: 1 x 9 + 2 = 11; en la próxima operación agregamos al uno el número dos y sumamos el que sigue de dos que es el número tres y así, sucesivamente: 12 x 9 +3= 111; 123 x 9 + 4 = 1111; 1234 x 9 + 5 = 11111; 12345 x 9 + 6 = 111111; inténtelo hasta terminar con los números que van desde el 1 hasta el 9. Así: 123456789 x 9 + 10 = 1111111111. Estos eran juegos que los jovencitos practicábamos cuando en nuestra época no teníamos teléfonos para mandar mensajes de texto y nos entreteníamos con este tipo de cosas, que nos ayudaban a tener una agilidad mental, que nos diferenciaba de otros. Después aplicábamos lo siguiente: 9 x 9 + 7 = 88; ahora vamos agregando el número descendente: 98 x 9 + 6= 888; 987 x 9 + 5 = 8888; 9876 x 9 + 4 = 88888; 98765 x 9 + 3 = 888888; continúe de la misma manera, hasta completar la escala: 98765432 x 9 + 0 = 888888888. El mundo de los números es fantástico y si los lectores piensan que me gustan mucho las letras, no se han equivocado, solo que también me apasionan los números y la cantidad de opciones que tenemos para hacer diferentes operaciones matemáticas es tan amplia, que este tipo de juegos, a veces no tienen fin.

ediciones anteriores

Envienos sus comentarios a: editor@realidadesonline.com

Quienes Somos     Suscríbase     Contactenos      Publicidad      Normas Legales

Copyright © 2006 - Luna Media Productions, LLC   ///   Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este web site sin autorización