PORTADA IMPRESA
Edición Nº77
CONTENIDO
Galería de Fotos

Sexo con inteligencia

Consejo a una niña adolescente de 12 años a quien un amigo de 13, le propuso ser su novio.

Por Rodolfo Fernandez

Le pedí me dijese cuáles son las diferencias entre: Amigo, amigovio y novio. No sabiendo ella que contestarme le dije: Amigo: es el que nos acompaña, nos banca, juega, charla con nosotros, nos hace el aguante, nos ayuda a estudiar, nos defiende, nos aconseja bien, nos reprende si algo hacemos mal, ríe y llora junto a nosotros, es comprensivo. . . Amigovio, no es ni amigo ni novio, se designa con este nombre a las personas que no están comprometidas sanamente con nosotros, no son ‘ni chicha… ni limonada’. Novio es la persona que en un principio, nos deslumbra por algún aspecto físico, intelectual, deportivo, humanista, alegre, fachero, canchero, o una mezcla de ellos. Es supuestamente la persona que debería querer nuestro bien, que tiene todas las cualidades de un amigo y a la vez, mayor responsabilidad en el trato con nosotros. El noviazgo del adolescente, debería darse en un marco de respeto y mucha responsabilidad, con la mayor madurez posible, que nos impida hacer cosas de las cuales nos arrepentiremos o saldremos dañados. Un noviazgo lleva implícito un mayor acercamiento o confianza como para poder besarse en los labios, hacerse cariños o caricias en partes de nuestro cuerpo que no le permitiríamos tocar a un amigo. Ahora bien, estos besos y caricias se dan en partes del cuerpo denominadas ‘erógenas’ y el diccionario define como: Partes del cuerpo susceptibles de provocar una excitación sexual. Esta excitación no es fácil de controlar y la podríamos comparar con otras funciones de nuestro organismo, como son las de dormir u, orinar, nadie puede controlarlas indefinidamente, llega un momento en el que por propia necesidad de nuestro cuerpo, son satisfechos, única forma en que nuestro organismo retorne a su estabilidad natural y necesaria; lo mismo acontece cuando uno está excitado sexualmente a causa de esos besos y caricias, con la diferencia de que luego de mantener una relación sexual, y luego de que los cuerpos han retornado al estado natural de calma, queda la posibilidad de un embarazo. Las relaciones sexuales maduras se deben dar a su debido tiempo, no son ni buenas ni malas, y esto depende de las edades: Es bueno, cuando se es adulto, porque se supone que son maduros como para poder hacerse cargo de un embarazo, del nacimiento de un hijo, el alimentarlo, vestirlo, educarlo, cuidar su salud, etc. etc. No es aconsejable en la adolescencia… a pesar de los deseos. En estas edades, debemos aprovechar para trabar y cultivar sanas amistades, quedar seducidos tan sólo por la amistad, dejar de lado los deseos de las relaciones sexuales, divirtiéndonos sanamente y cuando menos nos demos cuenta, estaremos en condiciones de tener relaciones sexuales y poder aceptar un embarazo, dentro de una relación responsable y duradera. ¿Puede un estudiante de primaria o secundaria cursar la Universidad? NO. Se deben adquirir conocimientos básicos necesarios para acceder a ella. ¿Pueden los estudiantes de primaria, secundaria o universitaria, enfrentar por si solos un embarazo o formar una familia? NO. La etapa de la adolescencia es extraordinariamente hermosa si la vivimos con cordura, sin saltar las etapas de estudio, la sana diversión los deportes, los bailes, los juegos y otras actividades similares a las descritas. Los jóvenes que por haber tenido una relación sexual, tienen un hijo, frustrarán su futuro y comprometerán seriamente el de ese hijo. Que el desgraciado accidente de República de Cromagnon (en Argentina) sirva para que nos demos cuenta de la necesidad de los jóvenes de ser libres para asistir a reuniones sin necesidad de dejar irresponsablemente, a un hijo en un baño; por supuesto que si hubiesen asistido solos, no se habría evitado el accidente, pero al menos no hubiesen muerto criaturas. Vivamos en plenitud, cada etapa de nuestra vida. Preguntémosle a quien ha sido madre o padre en la adolescencia, mientras estudiaban, que harían para su futuro si pudiesen volver en el tiempo sobre sus pasos. No se dejen engañar ni seducir por los ejemplos de la televisión, donde se promociona el libertinaje. Recuerden que no siempre lo que muchos hacen es lo mejor. Cuídate mucho en la etapa de la adolescencia, puedes ser feliz sin fumar, sin relaciones sexuales, sin drogas, sin necesidad de bebidas alcohólicas y sin abortos. El éxito de tu futuro, depende sólo de ti. Estudia responsablemente, diviértete, cumple con tus obligaciones y seguramente tendrás paz y felicidad. Varios días después, la niña me dijo: No quiero estar de novia. Es probable que esta niña, se ponga de novia, siendo adolescente, pero no tengo dudas que estos consejos, le han hecho reflexionar y le han mostrado un camino distinto al que puede optar en el futuro: El tener una vida sana… pensada inteligentemente.

ediciones anteriores

Envienos sus comentarios a: editor@realidadesonline.com

Quienes Somos     Suscríbase     Contactenos      Publicidad      Normas Legales

Copyright © 2006 - Luna Media Productions, LLC   ///   Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este web site sin autorización