PORTADA IMPRESA
Edición Nº77
CONTENIDO
Galería de Fotos

Se Diferente

Amor positivo y liberador

Por Modesta Mata

La habilidad que tiene cada persona de sentirse amado(a) querido y apreciado hacia si mismo, es un punto clave para pensar que tiene una buena estima; mirar hacia su interior sintiendo seguridad y una confianza arraigada de que se es un ser valioso e importante, además irrepetible, sin detenerse a pensar a que código de raza o grupo étnico pertenece. Color de piel, si se es delgado o no, rico o con poca capacidad de compra en un momento dado de su vida. Saberse y sentirse bello(a) por fuera y por dentro, lejos de tomar en cuenta su edad niño o adulto, nos ofrece unas series de herramientas para tener una buena personalidad y caminar al frente con la frente en alto, con un semblante alegre porque en lo más profundo de nuestro ser sentimos felicidad. La fortaleza y la seguridad que nos embarga la proyectamos hacia afuera alcanzando a todos aquellos que están en nuestro entorno. Ese proyectar al exterior lo mucho que nos apreciamos, es la flecha principal para imantar a los demás y atraerlos hacia nosotros. El amor a uno mismo es como una semilla de mostaza, pequeñita, pero después se convierte en un gran árbol. El amor a uno mismo no es un amor irracional, egocéntrico, que solo piensa en la propia persona, de eso no se trata, olvidándonos del valor de las demás personas y de las necesidades de aquellos que nos rodean, de quienes requieren de nuestra ayuda aunque no sea material; una sonrisa sincera puede convertirse en un efectivo bálsamo para el dolor, escuchar a alguien puede librarle de la muerte, cuantas personas sufren y mueren solo porque no encontraron a quien contarles su pena, otros necesitan un poco de compañía, una llamada, un mensaje o un simple te quiero, una nuestra de afecto puede marcar una gran diferencia. Un amor desinteresado, es capaz de realizar los mas grandes milagros, sana las heridas no importa cuan profundas sean estas. Una muestra de cariño puede hacer desaparecer las enfermedades incurables, nosotros a su vez logramos nuestra propia afirmación personal porque al final todos hemos venidos a este mundo con el fin de servir a los demás de una forma o de otra. El amor que profesamos a nuestros seres queridos debe ser puro, sincero, que no acorrala ni atrapa; tiene que ser un amor positivo y liberador.

ediciones anteriores

Envienos sus comentarios a: editor@realidadesonline.com

Quienes Somos     Suscríbase     Contactenos      Publicidad      Normas Legales

Copyright © 2006 - Luna Media Productions, LLC   ///   Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este web site sin autorización