PORTADA IMPRESA
Edición Nº77
CONTENIDO
Galería de Fotos

Con un solo clic

Navegar en la red sin límites puede ocasionar obesidad,
dolores de espalda, de cabeza y hasta puede provocar
trastornos del sueño

Por Ignacio Tanquia

En Internet se consigue desde una simple receta de comida hasta el complicado método para aprender a armar una bomba. Algunos encuentran el amor navegando en la red, otros, naufragan rompiendo sus matrimonios porque sus parejas se cansan de sentirse ignoradas y reemplazadas por el teclado, y aunque diariamente se revelan los buenos y nuevos beneficios de Internet, siempre ocurre algo que podría haberse evitado. Pero tenemos que recordar, que también existen muchas cosas negativas y que estamos expuestos a ellas en todo momento. Algunos recientes estudios, revelan que navegar en la red sin tener prudencia, puede provocar adicción y como consecuencias producir pérdida de la capacidad para relacionarse con otras personas y también timidez. Puede ocasionar dolores de espalda, de cabeza, obesidad, depresión, porque muchas veces no desean ni levantarse para hacer ejercicios y hasta puede ocasionar trastornos del sueño. Y así, como afecta a muchos adultos, Internet mal utilizado, puede llegar a ser muy peligroso para los niños. Entendemos que resulta muy difícil para los padres, mantener un balance o equilibrio entre las actividades y los entretenimientos razonables que los chicos necesitan. Para que los padres puedan permitirles a sus hijos que utilicen Internet, evitando los problemas típicos que implica navegar en la red, les sugerimos tener presentes las siguientes indicaciones: ¿Cuántas horas y para que tipo de actividades utiliza usted Internet? Recuerde que el modelo más importante que tiene su hijo… es usted mismo. Incentívelo a dejar la computadora cuando usted lo considere necesario e invítelo a jugar al aire libre, a algún deporte del cual ambos disfruten. Controle el comportamiento de su /sus hijos y de que forma se relaciona con el resto de la familia, parientes, amigos y compañeros de la escuela. No cometa el error de prohibir usar el Internet en su casa, sino que trate de establecer un balance entre el tiempo de conexión y no conexión en la casa. Recuerde que las reglas del hogar las pone usted. No les permita a sus hijos utilizar las salas de conversación, ni de contenido adulto que abundan en la red. Hable con sus hijos y sea honesto con ellos. Explíqueles que existen muchos peligros y que algunos adultos se hacen pasar por jovencitos solo para llegar hasta ellos. Enséñeles a no poner datos reales como nombres, domicilio, o cual es la escuela a la cual asisten. Tampoco es bueno, detallar la profesión de sus padres y que cuanto menos sepan los depredadores virtuales sobre sus datos personales, será mucho mejor. Si habla bien y a conciencia con los muchachos, ellos lo entenderán y respetarán las reglas y buenos consejos que usted les ha explicado. Con estos consejos, queremos dejares saber a todos los padres, que se puede navegar en la red sin naufragar, si lo hace con inteligencia.

ediciones anteriores

Envienos sus comentarios a: editor@realidadesonline.com

Quienes Somos     Suscríbase     Contactenos      Publicidad      Normas Legales

Copyright © 2006 - Luna Media Productions, LLC   ///   Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este web site sin autorización