PORTADA IMPRESA
Edición Nº 20
CONTENIDO
Galería de Fotos

Críticas Constructivas

¿Es esto realmente parte de la cultura hispana?

Recordemos siempre que “hispanos”… no es sinónimo de inadaptados sociales.

Por Andrea Pierantoni

Hace unos seis meses que me compré un auto nuevo y lo cuido mucho, porque solo yo sé, los sacrificios que tengo que hacer para poder pagarlo. A comienzos de este año, tuve que ir a una zona totalmente hispana para asistir a un evento. Dejé mi automóvil estacionado en la calle y cuando finalizó la recepción, regresé a buscar mi coche y encontré un hombre recostado sobre mi auto mientras conversaba con otros señores. Le dije entonces, que no tenía porqué estar apoyándose en mi coche, porque me lo podía rayar. El hombre, en vez de ofrecer una disculpa, trató de ofenderme. Me dijo textualmente: Perdone señora, pero es que en nuestra cultura, entre nosotros los hispanos, tenemos esta costumbre, no como usted, que es una intolerante. Usted es una simple vendedora, en cambio yo, así como me ve, soy un profesional y aquél BMW que está estacionado allá en frente es mío y dejo que todo aquel que quiera recostarse en mi auto lo haga y no ando detrás de ellos, porque entiendo que eso es parte de nuestra cultura… de la cultura de nuestra gente hispana.

¿Es esta realmente parte de la cultura de los hispanos? La verdad que yo recién me entero. Vivo hace muchos años en este país y nunca, jamás, me recosté en un automóvil estacionado en la calle, ni para conversar con otra persona, ni para nada. En primer lugar, porque respeto la propiedad ajena y en segundo lugar no lo hice nunca ni lo haría, porque no quiero ensuciar mi ropa con toda la suciedad normal que tiene un automóvil en su parte externa. Es así de sencillo y fácil. Si ese hombre tiene un BMW y no le molesta que se lo piquen todo, ese es problema (y decisión) de él. Pero gente como este señor, tienen que aprender a respetar las cosas ajenas. Es lamentable como algunas personas, para mantener sus malas costumbres o malos hábitos, tratan de hacer sentir mal a quienes nos resistimos a ser como ellos. Afortunadamente, la mayoría de los integrantes de la comunidad sabemos respetar las cosas de los demás y son muy pocos aquellos que mantienen este tipo de comportamiento inadecuado. Lo que no tiene aceptación de ninguna índole, es que algunos integrantes de la comunidad, para justificar lo que están haciendo y saben que es incorrecto, aleguen “que es parte de la cultura de los hispanos”.  Es hora de comenzar a llamar a las cosas por su nombre y si algo está mal, debemos atrevernos a decir: No hagas eso más, porque está mal y no es parte de nuestra cultura.

También tenemos el caso de aquellos que desde las ventanas de sus departamentos, arrojan todo tipo de basura. Desde las latas de la gaseosa que se tomaron, hasta el plato descartable en el cual comieron, como así también botellas de cerveza y alcohol en general. Eso no es parte de la cultura hispana. Conozco muchísimos latinoamericanos que arrojan la basura en los lugares correctos. No podemos permitir que aquellas personas sucias y vagas, para no formar parte de la categoría de “puercos” expliquen a los demás, que “así somos los hispanos porque esa es nuestra cultura”.

Ser integrantes de la comunidad hispana no significa bajo ningún tipo de circunstancia, ser sucios, desconsiderados con la propiedad ajena, borrachos o vagos.

Empecemos todos juntos a cambiar las cosas, que si se pueden cambiar. Comencemos a criticar constructivamente las cosas incorrectas que se manifiestan a nuestro alrededor y ayudemos a nuestros semejantes, para que puedan adaptarse a esta sociedad. Recordemos siempre que “hispanos”… no es sinónimo de inadaptados sociales.


ediciones anteriores
encuesta

Quienes Somos     Suscríbase     Contactenos      Publicidad      Normas Legales

Copyright © 2006 - Luna Media Productions, LLC   ///   Todos los derechos reservados
Prohibida la reproducción total o parcial del contenido de este web site sin autorización